12 Uvas

A ver, no me gusta nada, vamos que físicamente no me atrae, eso sí es súper educado, súper atento, y bueno, eso a una mujer siempre le agrada… pero vamos que no, que fuma un montón, qué asco, no me metería en la cama con él ni loca. Desde ayer que estoy pasando un poco de él, porque yo creo que se está emocionando, que se lo está creyendo. Sí , es verdad que ya hemos quedado tres veces esta semana, pero es que me entretiene, es muy divertido y muy correcto ehh, no te creas que se sobrepasa. Ahh sí, siempre paga él, hombre pues claro, a mí no me gusta alternar y él siempre me insiste para ir por ahí, yo voy porque insiste. El otro día pensé en pagar yo el cine pero al final… los marrones o los azules? Es que los marrones tienen un punto retro que me chiflan pero igual quedan algo chabacanos con el pantalón de cuero no? Te has tomado las pastillas que te dí para los gases, eso será que has cogido un frío, lo médicos no tienen ni idea… si ni te miran cuando vas a la consulta y solo teclean delante del ordenador, lo que te diga tu madre… Las botas de charol son muy finas pero es que me las pongo siempre,quería cambiar un poco, ir más juvenil… Hay que hacerles un poco de teatro, exagerar, si no, no te hacen caso…

Pedro me lleva a un cotillón y quiero ir guay. La verdad es que últimamente le he visto algún detalle que no me ha gustado nada, el otro día cuando me encontré con el filósofo, ese tan chistoso, que es un tío con guasa, vamos que me meo con él. Pero no creas eh, que me saca 6 años, tiene casi setenta…quita, quita, que yo estoy todavía joven… Pues, se enfadó un poco, le noté un poco posesivo, yo me hice la tonta pero claro que me di cuenta… Hijo, las uvas si te comerás no? Son sin pepita, a precio de oro me han costado, es imposible que te sienten mal. Te las metes en la boca y cuando acaben las campanadas las escupes todas. Yo hago todos lo años lo mismo…No has comido ni un langostino, que nochevieja va a ser esa? tu madre y tú los dos solitos y ni unas uvas te vas a comer?

……………………………………………………………………

Las navidades de 1965 fueron parecidas a las del año anterior. Mi madre se había pasado dos días cocinando, pues ese año llegaban del pueblo de a lado unos primos que a nadie le caían muy bien. Habían insistido en que pasásemos las navidades todos juntos y los muy jetas se habían auto invitado. Mientras ayudaba a mi madre en la cocina, oía como ella les criticaba. “Son más pobres que las ratas, no tienen qué llevarse a la boca y vienen a mi casa a que les alimente, y aquí me tengo que pasar metida dos días con lo poco que me gusta cocinar. La familia es una condena de por vida”.

Aquellos primos eran pobres, pero poco más que nosotros. Yo era la pequeña de 6 hermanos y siempre pasaba desapercibida. A mi madre, de tanto cuidar hijos y animales se le había acabado el cariño y, aunque todavía recuerdo las veces que me permitía meterme en su cama y dormir encajada entre su vientre y sus piernas, pocas veces me trataba con afecto. Desde que nací, fuimos 8 en casa, pero mi madre llegó a tener 10 hijos en total. 4 de ellos se murieron antes de cumplir el año y medio. Ya de mayor mi madre suspiraba… “ay, que mala suerte tuve en esta vida… se me morían los hijos y los animales”

Como tantas otras mujeres de la época, vivía encerrada en la obligaciones de la casa y la familia, en la pobreza rural de una España de posguerra. Se entretenía criticando a los demás. Era una forma de abstraerse, de pensar en todo aquello que pasaba fuera de esa casa que, sin duda, se le hacía pequeña. Aunque no lo dijera explícitamente, en todos sus juicios y pareceres se podía entrever la misma idea “yo eso lo podría hacer mejor, si quisiese lo podría hacer mejor” Sus palabras, que sonaban soberbias, eran algo infantiles. De todo afirmaba saber sin tener la menor idea y obviando que era una mujer pobre que jamás había ido a la escuela. En casa, nos exasperaba esa soberbia inconsciente pero con los años nos dimos cuenta de que nuestra madre era capaz de cualquier cosa si se la propusiese.

Un dos tres… ningún año conseguía llegar a la cuarta uva, mientras toda la familia excitada engullía una tras otra rodeando el transistor, yo acababa distrayéndome con cualquier cosa y mi vasito de uvas siempre llegaba lleno al año nuevo.

………………………………….

-Has pillado algo?

-1 par de gr y 1 gelocatil

-Guay, yo beber no bebo, estoy fatal del estómago pero un par de ___ si me meto… Viene tu amante?

– Que va!! el cabrón no me escribe desde el 28 y ha leído los mensajes, salen idos rayas

-Rayas?

-Los clicks azules

-Ah 🙂 jijii igual si que tengo ganas de salir

-Vamos que nopasará de amante a noviete?

-Todavía me duele el culo del otro día…mmmm qué rico :)))

-k puta…. 🙂 Ancha es castilla :O

Los de Charol Mama, los otros no pegan con el encaje de la camisa

-Luego te doy pasta que he cobrao el paro

-Nah paga la casa… pero salimos, si no encontramos mucha fiesta nos piramos a la sauna.

-Se te va la olla, en Nochevieja?????? :)))) Quiero un novio :////

-Pídeselo al 2018, quema un papel. Mis tías hacen aquí en casa movidas de esas. Les voy a inyectar eme en las uvas pa que lo flipen un poco cuando yo me pire de fiesta ;**

-Te escribo a la 1

-Ok

-Bss

-Feliz ano
Anuncios

La manada somos nosotr….

El caso de la violación múltiple de San Fermines me tiene perturbado. Siento angustia mucha tristeza rabia y confusión. No he sido capaz de repostear la fotos de los cinco violadores. No sé muy bien porqué. Creo que no quería tener esa barbarie tan cerca, ponerle cara, pensar que puede ser real. Como si quisiese negar la malo o alejarlo y pensar que no forma parte de mi y que es menos real. Han pasado unos días y creo que me da miedo pensar en qué hay de mí en las caras de esos chicos. Me da vértigo.
Este caso es tan simbólico porque eran un grupo de 5 chavales jóvenes. Cuando es un solo violador inconscientemente es más fácil abstraernos y pensar en él como un perturbado, cómo algo que está fuera de lo normal, algo que está lejos y no forma parte de nuestra realidad. Pero con la manada es más dificil abstraerse y pensar que es algo que no nos toca de cerca. Porque son cinco chicos jóvenes, aparentemente normales y sanos (hijos sanos del patriarcado). Este caso nos demuestra que esto es un problema colectivo no puntual.
Otra de las cosas que me perturban y que denota lo enferma que está la sociedad es que alguna persona (o medio de comunicación) pueda considerar que una niña de 18 años consienta lo que pasó en ese portal. Creer que esa niña pueda desear que 5 feos de 26 años la follen por todos lados en un portal a las 3 de la mañana en una ciudad desconocida es simplemente violencia. Veo una y otra vez testimonios que lo consideran una posibilidad. Que creen que una niña puede desear eso. La cultura de la violación es esto. Una sociedad que esta impregnada de una sexualidad masculina enferma que naturaliza actos de violencia sexual como algo normal y deseable. Una sexualidad masculina basada en la violencia y la dominación. La construcción de la identidad masculina se basa en eso, en la capacidad de dominar, poseer y usar otros cuerpos para obtener placer. El placer se rige por una lógica de dominación. Se ha de anular a la otra persona para dominarla y que sirva para satisfacer nuestro deseo. Paradojicamente hemos de anularnos a nosotros mismos, pues nuestra sexualidad y placer es algo social, necesita de las otras personas para cobrar sentido. es siempre bidireccional. Hasta cuando nos pajeamos que nuestra identidad se desdobla en el baile de desear y ser deseados. El placer está en el baile.
Y aquí llega el vértigo, yo que he sido educado, mirado y tratado como hombre, que se han puesto expectativas sobre mí como hombre, qué tengo yo de todo esa sexualidad enferma. Qué queda en mí, en mi subconsciente y en la manera de vivir mi sexualidad y mi placer. En mi capacidad para vivir una sexualidad sana libre de violencia.
No escribo esto desde la culpa sino desde el sobrecogimiento. Me hago estas preguntas desde la perplejidad y el vértigo. Esto no es solo un probema que afecte a los heterosexuales. La cultura gay es tremendamente masculina. El porno que vemos, un porno aséptico que reproduce modelos heteronormativos. Y sobre todo, que limita nuestras sexualidad a actos sexuales mecanizados sin explorar nuestros distintos sentidos y las diferentes parte de nuestro cuerpo. Un porno que reproduce cuerpos normativos ( y la norma siempre es irreal e inalcanzable, pq es una ilusión que la realidad nunca cumple) Otra característica de la cultura gay pero que afecta a toda la sociedad tb es el hedonismo. El acceso al sexo y al placer sexual se antepone a cualquier otro valor. Se equipara una sexualidad libre a poder acceder a tener sexo siempre que queramos, sin antiguas culpas moralizantes y sin compromisos relacionales. Nuestra sexualidad se convierte en un bien de consumo que tenemos la “libertad” de consumir siempre que queremos. Que relaciones personales se establecen en este ejercicio liberal de nuestra sexualidad? Cuanta violencia hay en ella, para con nuestras necesidades, todas, y para con las de los demás? Es sano el caracter utilitarista de este tipo de sexualidad?
Dicen que esté será el siglo de las mujeres, y qué así sea- Pero entonces habrá qué cambiar muchas cosas, cositas que tenemos dentro, porque en un mundo androcéntrico y violento todo se lleva haciendo mál mucho tiempo. Los cuerpos que hemos sido educados para dominar y poseer, los tratados como hombres, deberemos de empezar una revolución interior radical, una revolución que es complicada y nos acerca a monstruos….probablemente la revolución de fuera se la dejemos a los otros cuerpos y les acompañemos. Hasta entonces… Yo si te creo, abajo el patriarcado y toda forma de dominación…

La pena decidió quedarse…

La pena decidió quedarse. Ella, una mujer bien vestida y discreta se instaló en una habitación del piso de arriba sin consultárselo a nadie. Siempre hizo lo que le vino en gana, entraba y salía sin preguntar como si esa hubiese sido siempre su casa. Era silenciosa y educada. Su presencia que pasaba el mayor tiempo desapercibida era constante. En la mesa para cenar, en la sala de estar viendo la tele o por las mañanas en el baño de azulejos celestes antes siquiera de limpiarte las legañas siempre había alguien más, nunca estabas solo. Un día comenzó a salir agua por la ranura de debajo de su puerta que inundo todo el piso. El agua caía entre las maderas del suelo al piso de abajo y como un arroyo cada vez más caudaloso bajaba por la escalera….toda la casa quedó sumergida en agua en pocos minutos…. solo los viejos cuadros de las paredes que se soltaron de sus enganches flotaban mirando al techo….pasaron días hasta que nos dimos cuenta.
Estuvimos todo el otoño achicando agua, sin preguntarnos nada ni dirijirnos la palabra, con miedo a mirarnos a los ojos, con miedo a qué alguien nos acusara de cómplices.

“El agua siempre sale fría”

El agua siempre sale fría, fuera me tiran por todos lados me empujan, todos quieren algo de mi, yo que todavía no tengo los pies bien firmes en el suelo y no llego a metro y medio de altura, busco refugio en cada esquina.
El agua cae por mis labios recorre mi mandíbula y alguna gota llega hasta el cuello, mi cabeza de lado, el grifo duro metálico que sostengo con una mano pulsando el botón con el pulgar.

Bebo sin parar como si fuese la primera vez, como si no tuviese fondo, como si no hubiese un mañana.

Bebo sin parar………………. como si no tuviese fondo………..

Hasta que José Amaia de 3º B me grita      “vamo profe jodé que yo también tengo sed”

Han pasado 20 años y el agua sigue saliendo fría en verano, no me lo creo, fría en todos los patios en los que he jugado
Como dice Vinicius de Moraes….”nascemos inmnesamente”

“Hay una tensión entre el deseo de destrucción y un nudo de creación que quiere brotar en hilo. No sé si asaltar los hechos militarmente o por disolución”

25 de Abríl, Día Internacional contra el maltrato infantil

Hoy es el día internacional contra el maltrato infantil. Es un tema del que se habla poco y que pasa mucho. Según un estudio Unicef llamado “Niños en peligro”
– 6 de cada 10 niñxs de entre 2 y 14 años sufren maltrato físico diario por parte de sus cuidadores
-más de 10.000 niñxs han muerto ya en la guerra de Siria
– 98% por ciento de las mujeres somalies ha sufrido mutilación genital, el 45% de las menores de 18 años han sido obligadas a contraer matrimonio
– en España el líder de los Romanones, el mayor caso de pederastia en la iglesia católica, sale absuelto del juicio. Su denunciante le acusó de abusos y de hasta penetraciones anales anales cuando tenía 15 años. Un tribunal patriarcal y adultista lo absuelve.

El maltrato infantil es algo naturalizado que ni se denuncia ni se percibe como tal. Alguna vez habéis caminado por la calle y habéis visto a un padre zarandear a su hijx echándole la bronca… tal vez incluso dándole un cachete en el culo o en la cara? Alguien ha dicho algo? Ha intentado parar esta situación?

Ahora poneros en el lugar de ese niñx. Imaginaros que un gigante de tres metros os zarandea del brazo, imaginaros que no lográis entender del todo pq lo hace, e imaginaros que vuestra supervivencia depende de ese gigante que os agrede. Imaginar físicamente el miedo la impotencia y la confusión. El maltrato y abuso infantil causa un profundo daño y sufrimiento en quienes lo reciben. La mente infantil está todavía formándose y no puede asimilar la contradicción tan grande de que quién ha de velar por su seguridad le violente y le agreda. Marca el resto de nuestras vidas, con ansiedad, depresión, miedos, adicciones, baja autoestima y varias enfermedades mentales. Y la cuestión es que pasa todo el rato.

Mi padre me acosaba, me humillaba y me pegaba desde que recuerdo hasta mis 16 años. Con 12 años me reventó el labio de un puñetazo haciéndome sangrar durante 5 minutos, en el colegio tuve que mentir diciendo que me había peleado con mi hermana. Otra vez dejó mi cara marcada de un manotazo. La mitad de mi cara iba cambiando de color los días después de morado a verde y amarillo. Me miraba en el espejo e imaginaba que mi cara era un mapa, un mapa del país a donde escaparía cuando tuviese la oportunidad.
Este maltrato ha causado un profundo sufrimiento que me ha acompañado toda la vida y una autoestima frágil que lucho por reconstruir cada día.
Nacemos para ser libres y ningún golpe puede cambiar eso. Nacemos para que nos cuiden y nos respeten. Crecemos para expresarnos en libertad y cuidar a lxs demás.
Los golpes no sirvieron de nada, sigo siendo el mismo niño despistado que era, sigo estando un poco loco y actuando de manera incoherente muchas veces y sigo teniendo ganas de jugar y hacer el gilipollas todo el rato.

Por qué no hablamos del daño que nos hicieron cuando eramos pequeñxs si es tan común?